Hannya Shingyo

Esencia del Sutra de la Ilimitada Sabiduría


Escrito alrededor del siglo I y de autor anónimo, es el gran texto del Budismo Zen a pesar de su brevedad. Condensa la doctrina de la corriente mahayana, como el concepto de la vacuidad: la forma es el vacío y el vacío es la forma. Podemos comprender este sutra a través de la meditación. Su práctica es la que nos permite acceder a la naturaleza original de cada uno, es decir, a la naturaleza de Buda.

 

Cuando Avalokiteshvara, el bodhisattva de la Gran Compasión, comprende claramente a través de la práctica de la Gran Sabiduría (Prajna Paramita), que los cinco agregados (forma, sensación, percepción, actividad mental, conciencia) son vacuidad, alivia todos los sufrimientos.

Sariputra, las formas no son diferentes de la vacuidad, la vacuidad no es diferente de las formas. Las formas son en si mismas la vacuidad, la vacuidad es en si misma las formas. Es así también para las sensaciones, las percepciones, las formaciones mentales y para la conciencia.

Sariputra, todos las existencias (dharmas) son vacuidad .No nacen ni desaparecen, no son puras ni  impuras, no aumentan ni disminuyen pues en la vacuidad no hay forma ni sensación, ni percepción, ni formación mental, ni conciencia. No hay ojos, ni orejas, ni nariz, ni lengua, ni cuerpo, ni mente. No hay  forma, sonido, olor, sabor, tacto, ni pensamiento. No existe el reino de lo visual ni el reino del conocimiento mental. No hay ni ignorancia ni cesación de la ignorancia. No hay ni vejez ni muerte, ni cesación de la vejez ni de la muerte. No hay sufrimiento ni origen, ni cesación ni camino. No hay conocimiento, ni obtención.

Sin nada pues que obtener el bodhisattva se confía a  la virtud de la Gran Sabiduría y su mente  es sin obstáculos. Sin obstáculos no hay miedo. Alejado de las visiones erróneas  realiza  el nirvana. Todos los budas de los tres tiempos, apoyándose en la virtud de la Gran Sabiduría, han obtenido el supremo y perfecto despertar.

Por lo tanto la Gran Sabiduría  es el gran  mantra milagroso, el gran mantra resplandeciente, el mantra supremo, el mantra incomparable que verdaderamente suprime todo sufrimiento, sin error. A través de este  mantra  proclamamos la Gran Sabiduría.

Este mantra dice:

Gya tei, gya tei.hara gya tei.

Hara so gya tei. Bo ji so wa ka.

Vamos, vamos juntos más allá, vamos perfectamente más allá, hasta el despertar.