La práctica del zen

Influencia del zazen en la vida cotidiana

Influència del zazen a la vida quotidiana

 

“En nuestro mundo perturbado,
practicar zazen significa volver a la verdadera dimensión del ser humano
y reencontrar el equilibrio fundamental de nuestra existencia”

Taisen Deshimaru (1914-1982)

 

Con la práctica regular de zazen se profundiza en la comprensión de la propia vida, y esta comprensión se refleja en todas las acciones cotidianas. Como en zazen nosotros podemos estar totalmente presentes en el instante, en la plenitud del aquí y ahora. Nuestra mente permanece tranquila, sin complicaciones, sin cálculos, sin miedos. El egoísmo disminuye y podemos seguir de una forma más natural el flujo del orden cósmico. También nuestra relación con los demás es más fácil, más transparente. La compasión se manifiesta y la sabiduría aparece. Podemos ir a lo esencial y la vida se vuelve simple. Zazen es la forma adulta de nuestra vida. Es la felicidad verdadera, es la auténtica libertad.

Kinhin

 Kinhin

Kinhin es meditación en movimiento, caminando, y se realiza entre dos zazen (meditación sentada). Es caminar con plena conciencia, aquí y ahora, con la atención presente en cada aspecto de la postura.

La postura de zazen

 La postura de zazen

 

“Si alguien pregunta qué es el zen,
no es necesario decir nada para explicarlo.
Mostrad todos los aspectos de vuestras postura.
Entonces el viento de primavera soplará
y hará que se abra la maravillosa flor del ciruelo”.

Zazen

 Zazen

La esencia de zazen, de la práctica de la meditación, podemos encontrarla en la expresión Shikantaza, que significa sentarse y solo sentarse.

La práctica del zen

Practica

El Zen fue enseñado por Buda en la India, posteriormente introducido en China por Bodhidharma en el siglo VI e implantado en Japón por Dogen en el siglo XIII. El maestro Deshimaru enseñó su práctica en Europa desde 1967 hasta su muerte en 1982.

Distribuir contenido