Kinhin

 Kinhin

Kinhin es meditación en movimiento, caminando, y se realiza entre dos zazen (meditación sentada). Es caminar con plena conciencia, aquí y ahora, con la atención presente en cada aspecto de la postura.

Con cada paso se avanza medio pie y se coordina con la respiración, con la inspiración se avanza, con la espiración se mantiene la inmovilidad llevando el peso del cuerpo sobre el pie de delante, sintiendo la presión de la raíz del dedo gordo en el suelo y la pierna estirada. La posición corporal sigue el eje vertical que forma la columna vertebral y la nuca, con la barbilla recogida como en la meditación sentada. Esta respiración completa se produce de manera natural.

Para la colocación de las manos cerramos el dedo pulgar izquierdo dentro de la palma de la misma mano, cerrando los demás dedos alrededor en forma de puño y colocando el puño a la altura del plexo solar, mientras la mano derecha descansa con la palma cubriendo el puño izquierdo. Los brazos están paralelos al suelo. Los hombros deben estar relajados para que la posición abierta de los codos pueda ser cómoda.

Con la presencia en cada paso, mente y cuerpo caminan juntos.